miércoles, 4 de mayo de 2011

Nota especial!


Así es! Una vez mas estuvimos presentes en uno de esos eventos locos a los que no podíamos faltar!

Ayer, martes de 3 de Mayo de 2011, nuestra querida ciudad (Córdoba) se dio el gusto de recibir a un artista de renombre como es el señor Gustavo Cabral, o como tal vez lo conosca la muchachada, el loco "Ciruelo".
Para los que no estén entendidos en la materia:

Gustavo Cabral, alias Ciruelo, es un artista argentino del rubro fantástico, especializado en dragones.
Sufrir de daltonismo no le ha impedido desarrollar su vocación por el dibujo: es reconocido mundialmente como uno de los más importantes ilustradores y referentes del Fantasy Art o Fantasía Épica, género que representa una temática básicamente mágica o sobrenatural. Creador y desarrollador de la técnica de petropictos, en la cual dibuja sobre piedras, sin alterar su forma original, encontrando figuras en ellas y logrando, así, una escultura.

 
Un videito por si querés ilustrar la cosa

Como buenos "apreciadores" de artistas consagrados de nuestra Pacha mama nos dirigimos hacia el susodicho evento para apreciar las obras del señor Ciruelo. Sin embargo las cosas se tornaron un tanto frustrantes. Al ingreso un simpático guardia de seguridad nos impidió entrar a la capilla del Buen Pastor, donde se llevaba a cabo el evento, argumentando que solo se podía acceder CON invitación.
Como somos insistentes y ante las imposibilidades de la ley no nos damos por vencido tan facilmente decidimos esperar mientras masticábamos indignación ante tan aberrante noticia.
En tanto los minutos se hiban escapando cual golondrinas en celo una tarde de invierno, la gente que se llevaba la misma sorpresa que nosotros empezaba a formar un grupo cada vez mas numeroso y disconforme con dicha postura de los organizadores. Y el cartel de la puerta en el que se podía apreciar la leyenda "Cultura para Todos" no dejaba un buen sabor.
Este clima de malestar estaba empezando a viciarse cuando uno de los sujetos de la organización decidió salir y entregar invitaciones a todos las pobres almas que aguardábamos fuera.
Y así fue que ingresamos al mágico mundo de Ciruelo!

Algunos cuadros de Ciruelo estaban reproducidos en obras Óleo sobre lienzo

Una vez adentro entendimos porque era un evento especial al cual sólo se podía acudir con invitación:
Torres de sanguchitos de miga costeaban la primera galería, bandejas plateadas de canapés acompañaban nuestro andar, pequeños vasitos plásticos bañaban nuestros secos buches y como si esto fuera poco, los mágicos dragones technicolor de nuestro querido Ciruelo mantenían la guardia en aquellas galerías decoradas con dioses de antaño.
El tiempo fue pasando entre vasitos de Fernet y tres variedades de sanguches de miga hasta que en un determinado momento apareció el anfitrión, el artísta porteño de las fantasías risueñas, el señor Ciruelo. Con tranqulidad y sereno se dedicó a firmar pequeñas representaciones de sus mas famosas obras (que estaban en venta) una por una. Luego de esto, Ciruelo se dedicó a hablar de su historia como artista, sus comienzos y sus experiencias. Dejando un gran mensaje al final para todos los artistas primerizos que dan sus primeros pasos, fue el de seguir nuestros sueños,por mas simple que paresca, algo tan importante dicho por un artista de renombre, cobra todo un sustento en su significancia.
Ni bien terminó de hablar Ciruelo fue sorprendido ( y nosotros también) con una intervención; dos cantantes soprano (creo que se dice así) aparecieron de la nada y empezaron a deleitarnos con lo que creo yo, era ópera (porque no habré prestado atencion a las clases de música).

Petropictos: A principios de 1995 Ciruelo creó las primeras piezas de este arte


Una vez finalizada la sorpresa musical, Ciruelo se dispuso a firmar un par de obras más. He aquí que nosotros, como buenos estudiosos, vimos nuestra dulce oportunidad de entregar a Ciruelo, porque no, un número de nuestra revista. Con objetivos claros y sentidos agudos nos dirigimos hacia un costado de la fila para hablar directamente con el artista.
Esperamos con paciencia y en un momento dado nos zampamos cual Leona africana sobre algún antílpe moribundo. Saludamos al señor Ciruelo, le comentamos sobre nuestro agrado hacia sus obras y le dimos el obsequio. Y fue ahí dónde la sabia Diosa de la Sorpresa (Marta le dicen) nos pego una cachetada derribándonos las muelas.
Al ver la revista, el señor Ciruelo comentó que ya la conocía, la había visto por internet, al parecer algún amigo le pasó el link vía feisbuk y había estado viendo este mismo blog.
Las palabras no nos alcanzan para expresar nuestra increíble sorpresa, en realidad pensábamos que Ciruelo no hiba a entender nada y la hiba a usar la revista como papel higiénico para sus Dragones mascota (tiene 3, Lancelot, Marcelino y la hembrita, Casidy) pero no, se ve que reconoció nuestro gordo y rechoncho logo reposando en su amarillo altar y su mente disparó el recuerdo que le dibujó una sonrisa.
De mas está decir que fué uno de los mejores eventos (de artistas individuales) al que hallamos acudido y un aditivo preliminar fue la satisfacción de que un artista con una carrera tan lejana reconosca nuestra pequeña "CULIAU!".



Como habrán notado ilustré la nota con imágenes de las obras del artista, no es porque esto se halla convertido en un Blog de viejos degenerados que escriben por amor al teclado (jamás!), es debido a la falta de una cámara de fotos que no pudimos regalarles deliciosas imágenes de este evento. Nisiquiera pudimos retratar al señor Ciruelo con su "CULIAU!"#1 en la mano... Sólo conseguimos esta aberración que los creadores de celulares llaman foto:



Si utilizamos el increíble poder de nuestra imaginación, podemos apreciar al Señor C sosteniendo la obra, pero bueno esta foto es bastante pedorra como convertirla en una figu... (nisiquiera retocandola con photoshop). Esto nos averguenza, y nos remonta a la vez en que vivimos las poesías de aquel otro luchador fantástico, don VIggo Mortensen, al cual tampoco le pudimos sacar una buena foto.
Y bué se ve que el mundo de la fantasía que alberga a Dragones, Orcos y Caballeros no tiene lugar para nosotros, pero si mucho que dar para los demás.

Saludos a todos!

2 comentarios:

  1. Tremenda nota, y la alegría de que él ya conociese la revista manda a la mierda una foto mal sacada que jamás podrá opacar ese recuerdo.

    VAMO CULIAU!

    ResponderEliminar
  2. La verdad que si don Saki, ya de entrada el simple hecho de poder escuchar al artista y poder conocer un poco mas la clase de persona que es resulto algo muy bueno, pero cuando nos dijo eso, nos caimos de cola con un PLOP! al mejor estilo Condorito.

    ResponderEliminar